23 jun. 2010

¿Cómo mantener limpias y suaves nuestras brochas y pinceles?

Hola, que tal??

Bueno después de hablaros de los distintos tipos de pinceles, ahora toca hablar de su cuidado e higiene.

Pues bien, ya sean de pelo natural o sintético, hay que mantenerlas bien limpias ya que éstas entran en contacto directo con la piel de nuestro rostro y por eso es necesario que las cuidemos, limpiándolas de la manera correcta, además si utilizamos una sombra de un color y luego, otra de distinto color, lo que vamos a hacer es mezclarlas y conseguir tonos que no queremos, por lo que lo más importante es utilizar un producto de limpieza adecuado.

Los productos específicos no sólo retiran los restos de maquillaje sino que ayudan a desinfectar nuestras brochas, matan las dichosas bacterias, ya que si tenemos un granito o una erupción y la pasamos una y otra vez por nuestro rostro, lo que va a hacer es que la bacteria se extienda aún más por nuestro rostro, y ¿ queremos eso? ¡¡NO!!, además estos contienen ingredientes que ayudan a conservar la suavidad de sus pelos, que para eso nos cuestan un dinerito curioso.



Nuestras brochas y pinceles necesitan ser lavados, aproximadamente, cada 15 días, Por lo que podemos utilizar un champú neutro o un champú para brochas, yo tengo el de Sephora, cuesta unos 6€ y lo compré pensando en que sería buenísimo y bueno, la verdad es que no hace nada, así que el limpiador de Sephora no lo recomiendo para nada, una autentica porqueta, por lo que es mejor utilizar nuestro propio champú del pelo o uno para bebés.




Lo que tenemos que hacer es lo siguiente:
_
mojar la brocha en agua y vamos moviéndola debajo del chorro de agua hasta eliminar toda la suciedad, a continuación si queremos que nuestras brochas y pinceles estén más suaves podemos ponerle un poco de nuestra mascarilla habitual. Finalmente, las ponemos a secar siempre en posición horizontal, nunca pongamos la brocha con el pelo hacia arriba, ya que el agua entrará por la virola (parte metalizada del pincel), bajará hasta el mango y si es de madera, se pudrirá, se le caerán los pelos, etc, etc, etc.

En cuanto a las brochas sintéticas o en las que utilizo productos en crema o líquido, como correctores o maquillaje fluido, lo que hago es :

_ Poner en mi mano un chorrito de aceite de oliva, ya que éste es un buen desmaquillante natural, muevo la brocha hasta que veamos que el producto esta desapareciendo, y, posteriormente, vuelvo a hacer lo mismo con champú , ya que si le damos con champú solo, por ejemplo, en la brocha de aplicar maquillaje, éste no sale fácilmente, por lo que hay que insistir antes con el aceite de oliva.



Obviamente, esto no lo podemos hacer todos los días puesto que las estropearíamos, por lo que se hace necesario utilizar algún producto que las limpie diariamente.

Para ello, yo compré el Brush Cleanser de MAC que cuesta 11,50€, recomendable al 200%, además dura muchísimo, a mi por lo menos me dura unos 4 meses largos y las limpio a diario. Su forma de aplicación es ésta:

_ Se dobla un papel de cocina en cuatro partes y se echa un poco de producto en el centro del papel. Pasamos la brocha o pincel varias veces y se seca en la esquina del papel. Desdoblamos el papel y repetimos la misma operación anterior por la nueva zona de papel limpio, así aprovechamos producto.

Un saludo y ¡a limpiar las brochas! jaja :D

2 comentarios:

  1. El Brush Cleanser de Mac es fabuloso, coincido contigo... yo lo coloco en un vaporizador y lo uso para limpiar los pinceles en el momento, cuando quiero cambiar de producto o de color... es súper útil!
    Bienvenida a mi blog, besos!

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo tengo en un vaporizador, creo que todo el mundo lo tiene así, jaja, esque ya se podían currar un poquito más el envase, aunque bueno se salva porque es buenisimo :D
    Gracias y bienvenida a ti también.
    Muackss!

    ResponderEliminar